Traductor

lunes, 9 de julio de 2012

NUESTROS MÉDICOS OPINAN (5)



El 6 de noviembre de 2010, la Asociación de Esclerosis Múltiple de Navarra recogía en su página web la opinión del Dr. Manuel Murie Fernández, que ocupa en la actualidad el cargo de Director de la Unidad de Neurorrehabilitación de la Clínica Universidad de Navarra y que ha sido sido reelegido recientemente vocal del Área de Promoción de la Neurología Joven de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Reproducimos una vez más el texto con sus opiniones:

"En resumen, la teoría propuesta por el Dr. Zamboni de la Insuficiencia Venosa Cerebroespinal Crónica se basa en los hallazgos encontrados en 65 pacientes a quienes realizó un eco-doppler y una venografia (técnicas utilizadas para valorar el estado de la circulación sanguínea) encontrando una asociación entre la existencia de la insuficiencia venosa cerebroespinal crónica y el tener Esclerosis Múltiple, comparando con aquellos sujetos a quienes también se les realizaron las pruebas pero que no tenían Esclerosis Múltiple.

Posteriormente en otro estudio, se llevo a cabo una angioplastia (dilatación del vaso) a los 65 pacientes apreciándose una reestenosis en el 47% de los pacientes, mejoría en alguno de los pacientes (35/65) por lo que propuso como tratamiento la utilización de un Stent (Muelle que libera la oclusión y permanece en el tiempo)

La publicación de este artículo dio mucho que hablar dentro de la comunidad científica, entre otras cosas porque significaba romper totalmente con los conocimientos actuales sobre la enfermedad. Por este motivo se han publicado diferentes artículos en los que se “criticaban” las conclusiones de este artículo.

Estas críticas iban centradas principalmente en los siguientes aspectos:

- La técnica del Doppler que utilizaba fue una técnica decidida en su laboratorio y no acorde con las técnicas de Doppler utilizadas normalmente. Además no quedaba claro en el artículo si quien realizaba el Doppler estaba “ciego respecto al paciente” (podía saber quien tenía Esclerosis Múltiple y quien no)

- A pesar de la técnica todos los pacientes seguían con el tratamiento modificador de la enfermedad, por lo era difícil saber el causante del efecto.

- En el segundo estudio no existía grupo control, por lo que los resultados no podían compararse con un grupo homogéneo.

Estando las cosas así, diferentes grupos de estudio intentaron corroborar los datos obtenidos por el Dr Zamboni, realizando las técnicas tal y como las explicaba, pero los datos de estos nuevos estudios no fueron congruentes con los obtenidos por el Dr Zamboni, es decir no fueron capaces de establecer que existieran diferencias entre las personas con Esclerosis Múltiple y las que no. Pero tampoco fueron capaces de establecer tantas alteraciones vasculares.

Todas estas controversias han conllevado múltiples reacciones:

- Desde el punto de vista del paciente, se ha favorecido el “turismo sanitario” consistente en que pacientes afectos de Esclerosis Múltiple se trasladaban a otro país para someterse a la intervención porque en su país de residencia no les realizaban la intervención (se han visto complicaciones, alguna de ellas serias).

- Desde el punto de vista de la comunidad científica por un lado se ha favorecido una inversión de 3,4 millones de dólares (2.4 de la sociedad norteamericana (Estados Unidos y Canadá de esclerosis múltiple y 1.0 de la Italiana) para intentar esclarecer el tema.

Y por otro lado se han realizado múltiples conferencias internacionales y debates médicos entre aquellos que están “ a favor” (principalmente el grupo de Zamboni) y “ en contra” (muchos otros grupos).

De todos estos debates, el más importante a nivel Europeo ha sido el ECTRIMS “EUROPEAN COMMITTE FOR TREATMENT AND RESEARCH IN MULTIPLE SCLEROSIS” celebrado en Suecia del 13 al 16 de Octubre de 2010. Aquí el propio Zamboni comentó “Surgery is not recommended at this stage.... unless they are enrolled in a clinical trial” que traducido quiere decir que la cirugía no esta recomendada en el momento actual salvo que este incluido dentro de un ensayo clínico. Fruto de estos ensayos clínicos (que actualmente se están llevando a acabo, con criterios de inclusión universales, metodología similar, con rigor científico y ético, etc.) obtendremos la respuesta a todas las dudas que han surgido de esta nueva teoría.

De esta forma el 2011 parece un año prometedor en el contexto de la Esclerosis Múltiple, por un lado sabremos algo más respecto a esta nueva teoría y por otro lado saldrán al mercado nuevos tratamiento modificadores. Todo ello contribuirá sin lugar a dudas a un mejor manejo de las pacientes afectos.

Mucho podríamos hablar sobre esta teoría, pero quizás no sea este el foro adecuado. Pues los pacientes necesitan mensajes concretos y útiles. Por ello me gustaría acabar con las propias palabras del Dr. Zamboni (que esta vez si reflejan el pensar del 100% de los neurólogos) “El tratamiento de la insuficiencia venosa cerebroespinal crónica no debe realizarse salvo que uno este incluido dentro de un ensayo clínico”.

Pamplona a 2 de Octubre de 2010.

Manuel Murie Fernández
Departamento de Neurología
Clínica Universidad de Navarra"


No hay comentarios:

Publicar un comentario