Traductor

jueves, 19 de julio de 2012

NUESTROS MÉDICOS OPINAN (10)



El Dr. Xavier Montalbán es toda una autoridad en el ámbito de la esclerosis múltiple en España. Ejerce como director clínico de Neurociencias y jefe de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. Es también jefe del Servicio de Neurología de la Clínica Quirón de Barcelona y director del recién creado Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña y coordinador de la Línea de Neuroinmunología de la Red Española de Esclerosis Múltiple. Recogemos a continuación las opiniones expresadas por el Dr. Montalbán sobre la CCSVI:

El jueves, 16 de diciembre de 2010, en una entrevista digital publicada por Diario Médico, un participante con el nombre de Rainel le formuló la siguiente pregunta ¿Cual es su opinion sobre el papel de la insuficiencia venosa cerebroespinal en la posible mejora de los sintomas de la EM?

Esta fue la respuesta del Dr. Montalbán: “Muchas gracias Rainel por su interesante pregunta. El tema que usted menciona constituye un elemento de discusión importante en varios paises, fundamentalmente en Canada e Italia. Afortunadamente en España los pacientes son más refractarios a soluciones poco cientificas. Se estan realizando varios estudios bien diseñados con una metodologia cientifica apropiada, mientras no tengamos los resultados NO se debe realizar ningún tipo de tratamiento al respecto.

Un año después, el miércoles, 28 de diciembre de 2011, la revista médica Jano publicaba una entrevista con el Dr. Montalbán en la que Óscar Giménez le planteaba: “Vayamos a un tema polémico. Se está hablando mucho de un proceso bautizado por un médico italiano, el Dr. Zamboni, como insuficiencia venosa cerebroespinal crónica o CCSVI en su acrónimo inglés, que según este médico está implicado en la esclerosis múltiple. También propone un procedimiento para resolverlo que ha sido muy controvertido. ¿Qué opina de este tema?

La respuesta del Dr. Montalbán fue: “Opino lo mismo que aparece en la página web de la Federación Internacional de Esclerosis Múltiple. Se trataba de un campo de investigación como tantos y tantos otros que podía tener cierto sentido. Sin embargo, se publicó en una revista de prestigio un estudio sobre este tema que era metodológicamente más que discutible, pero que tuvo una repercusión asombrosa. Es un fenómeno insólito sobre cómo las redes sociales y el marketing pueden promocionar un procedimiento hasta el punto de llegar a crear sectas, como está sucediendo en algunos países, como Italia o Canadá, donde se ha convertido en un problema enorme. No se ha producido así en España, donde las asociaciones de pacientes entendieron rápidamente la situación y comprendieron que muchos estudios demuestran que lo que se afirma de la insuficiencia venosa cerebroespinal crónica como causa de la esclerosis múltiple no es cierto y que la intervención, consistente en implantar un stent en una vena del cuello, conlleva riesgos sin haber demostrado en absoluto que funcione. En mi opinión, las evidencias disponibles actualmente muestran de manera bastante aplastante que la implicación de la insuficiencia venosa cerebroespinal crónica en la esclerosis múltiple no tiene sentido. Aun así, hay en marcha algunas investigaciones, principalmente en Canadá, que pretenden proporcionar la respuesta definitiva. Pienso que es un error seguir gastando dinero en estudiar este tema cuando podría dedicarse a otras cosas más productivas.”

COMENTARIO SOBRE LA RESPUETA DEL DR. XAVIER MONTALBÁN

En la respuesta del Dr. Montalbán a la pregunta de Óscar Giménez hay tres cosas que me sorprenden y una que no me sorprende en absoluto.

Me sorprende:

1º) Que califique de “sectas” a los grupos de pacientes italianos y canadienses que luchan para conseguir dos cosas: que se investigue a fondo la conexión entre la CCSVI y la EM, y que sus sistemas públicos de salud oferten el tratamiento de la CCSVI. Y me sorprende porque el Dr. Montalbán sabe perfectamente el infierno en el que puede llegar a convertirse la vida de un paciente de EM y debería ser más comprensivo con la lucha de aquellos que pretender evitarlo. Al fin y al cabo, las nuevas asociaciones de pacientes que surgieron en EE.UU., Canadá, Italia y el Reino Unido lo que pretenden es potenciar al máximo la investigación de la conexión entre la CCSVI y la EM y que sus sistemas sanitarios acepten el tratamiento de un problema vascular llamado CCSVI. ¿Qué hay de censurable en ello? ¿Será malo que la sangre fluya por las venas? ¿Por qué calificar de “sectas” a unas asociaciones de pacientes legalmente constituídas y declaradas de utilidad pública que luchan por medios legales para se investigue a fondo y se trate con urgencia un problema vascular? Desafortunadamente, creo que el Dr. Montalbán no tuvo en cuenta la frase de Diógenes de Sínope cuando afirmaba aquello de que “el insulto deshonra a quien lo infiere, no a quien lo recibe”.

2º) Que diga que la intervención de la CCSVI consiste en “implantar un stent en una vena del cuello, conlleva riesgos sin haber demostrado en absoluto que funcione". Y me sorprende porque el Dr. Montalbán sabe perfectamente que la revista Jano es leída por todo tipo de médicos -cirujanos vasculares, cirujanos cardiacos y radiólogos intervencionistas incluídos- que supongo quedarían estupefactos al ver cómo describe la intervención de la CCSVI de una forma tan poco adecuada como tendenciosa. No creo que el crédito de un neurólogo de la talla del Dr. Montalbán quede muy bien parado, por eso me sorprende. Aprovecho para aclarar al lector poco informado que el porcentaje de stents implantados en las aproximadamente 30.000 intervenciones realizadas hasta la fecha es muy pequeño; los estudios publicados sobre la seguridad de la intervención acreditan que los riesgos son mínimos y que los estudios publicados sobre los resultados de la intervención informan que sí es eficaz en muchos casos.

3º) Que afirme de forma tan rotunda que “las evidencias disponibles actualmente muestran de manera bastante aplastante que la implicación de la insuficiencia venosa cerebroespinal crónica en la esclerosis múltiple no tiene sentido”. Y me sorprende porque en diciembre del 2011 ya había muchos médicos en todo el mundo que afirmaban que había evidencias más que suficientes de todo lo contrario. Una cosa es mostrarse escéptico o desconfiado respecto de la plausibilidad de la hipótesis de Zamboni y otra muy distinta ningunear de forma tan categórica y sin matices una hipótesis científica de la forma que él lo hace; hipótesis, por cierto, que está siendo considerada e investigada por un número cada vez mayor de equipos médicos y científicos de todo el mundo: Italia, Canadá, EE.UU., Reino Unido, Australia, Polonia, Kuwait, Jordania, Serbia, India, etc.

Lo que no me sorprende:

1º) Es que piense “que es un error seguir gastando dinero en estudiar este tema”. Y no me sorprende porque es de sobra conocido que la EM es una fuente de beneficios considerable para las empresas farmacéuticas que invierten grandes sumas de dinero en investigar, promocionar y comercializar los medicamentos con los que los neurólogos tratan la EM, y no hay que ser muy lúcido para entender que el éxito del tratamiento de la CCSVI en los pacientes de EM supone una amenaza directa para la cuenta de resultados de los laboratorios farmacéuticos, e indirecta para todo el entramado de intereses económicos que hay montado alrededor. Si tenemos en cuenta lo anterior con el hecho de que el propio Dr. Montalbán reconoce haber cobrado honorarios de Bayer Schering Pharma AG, Biogen Idec, EMD Merck Serono, Genentech, Genzyme, Novartis, Sanofi Aventis y Teva Pharmaceuticals entenderá el lector por qué no me sorprende en absoluto la postura del Dr. Montalbán.

Y es que hay médicos que parecen haber hecho el juramento hipocrático de la siguiente manera:

4 comentarios:

  1. Absolutamente demenciales las afirmaciones de este Doctor, desinformando y procurando a toda costa de que no le escape ninguno de sus pacientes
    Orgulloso de pertenecer a la secta

    ResponderEliminar
  2. Desde luego Pepe, este es el mejor post que he leido. También orgulloso de pertencer a esta secta. Tengo CCSVIitis yugular aguda!!!

    Miguel

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por vuestros comentarios. Un saludo, Pepe.

    ResponderEliminar
  4. se puede tener mas cara que este señoor?
    Para cuando una investigación sobre los ingressos de estos pseudommedicos?
    Lo peor es que nos tratan como si fueramos tontos!

    ResponderEliminar